Receta de pimientos rojos con gulas

Este entrante de categoría, resulta sencillísimo de preparar.

Una combinación de 10, que  dá como resultado una receta sabrosa y colorista.

Te chuparás los dedos y no podrás dejar de untar pan.

 

Consejos para llegar a la excelencia

  1. Cuanto mejores sean los pimientos mejor resultado.
  2. Sé generoso con las gulas.
  3. La clave es confitar los pimientos a fuego lento. Observa cómo!
  4. Escurre completamente los pimientos de su liquido conservante.

Ingredientes

  • Pimientos rojos del Piquillo enteros (aprox. 3 por persona)
  • Gulas congeladas
  • Ajo (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar
  • 1 cayena (opcional)

 

Preparación

(20 minutos – dificultad baja)

Empieza troceando ajo en cubos muy pequeños. Yo uso un picador.

 

Este ingrediente debe utilizarse al gusto, pero yo te recomiendo un diente para los pimientos rojos y otro para las gulas.

Para esta receta vas a utilizar dos sartenes.

En la primera, para los pimientos, coloca un dedo de aceite de oliva virgen extra a fuego medio.

Mientras se calienta el aceite, saca los pimientos rojos del Piquillo enteros del bote. Escúrrelos bien. Si hace falta colócalos encima de papel de cocina absorbente.

Fríe los ajos despacio.

Cuando empiecen a dorarse, retíralos a un plato.

Coloca los pimientos rojos extendidos ocupando toda la sartén.

Cuando se hayan calentado, espolvorea azúcar por encima de todos los pimientos.

A los 5 minutos da la vuelta a todos los pimientos rojos y repite la operación con el azúcar.

Mantenlos a fuego lento todo el tiempo que puedas, mínimo 15 minutos, y ve dándoles la vuelta con regularidad.

Acuérdate de volver a incorporar los ajos al final.

A falta de 5 minutos coloca la segunda sartén con un poco de aceite, a fuego muy alto. Si quieres darle un toque picante es el momento de poner una cayena seca.

Cuando esté caliente, pon las gulas congeladas a freír con un poco de ajo troceado.

Remueve frecuentemente las gulas para que no se quemen, aunque quedará muy bien si algunas cogen un color dorado.

Emplatar

Esta receta de pimientos rojos con gulas te permite confitar los pimientos con antelación, pero guárdalos con todo el aceite de confitarlos. Sólo tendrás que calentarlos de nuevo en la sartén y preparar las gulas justo antes de servir.

Para sacar a la mesa, busca una fuente algo honda donde quepan todos. También quedan muy bien en tarteras de barro.

Coloca los pimientos y rocíalos con el aceite que sirvió para confitarlos. Extiende las gulas por encima, cubriendo los pimientos rojos al máximo.

Acompáñalos de un buen pan de chapata o similar, incluso tostado.

Esta receta puede tener su variante en tapa o sobre tostada de pan.

Otras recetas con pimientos rojos

 

Si te ha gustado esta receta deja un comentario o compártela con tus redes sociales.

Gracias

0 comments on “Receta de pimientos rojos con gulasAdd yours →

Cuéntame qué te ha parecido